Alianza global contra el coronavirus

El ‘nada es demasiado’ se impone como respuesta global al impacto del coronavirus. La ortodoxia económica no vale y los manuales tradicionales no sirven. Hoy no se trata de reflotar bancos (como en 2008) sino de garantizar la liquidez del sistema financiero para que este de cobertura a la red productiva de los países mientras duren las restricciones que la pandemia ha obligado a imponer.El objetivo es que las empresas no se queden sin pulso durante el obligado letargo y condenen al desempleo a millones de personas. Dicho de otro modo que un problema de liquidez circunstancial no derive en extinción. Así que Gobiernos y organismos internacionales están reaccionando con una descomunal movilización de fondos con muy pocos precedentes en la historia. Líneas de crédito, avales, compra de deuda, ayudas directas, cheques, o exenciones fiscales. Y todo sin descartar más herramientas. La suma global supera los seis billones de euros. La siguiente lista no incluye a todos.

Unión Europea

¿Es momento de eurobonos?

«Los países están tomando decisiones difíciles y estamos explorando vías para intensificar una respuesta política coordinada de la UE. Pronto se tomarán nuevas decisiones». El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, avanzó el jueves que habrá nuevas medidas. De momento, las activadas «de forma coordinada» se quedan cortas: 37.000 millones de euros que saldrán de fondos ya previstos, de los que 8.000 podrán ser desbloqueados inmediatamente. Pero existe un cajón con hasta 410.000 millones (Mecanismo Europeo de Estabilidad, Mede) que no se descarta abrir. Y en los últimos días, Alemania ha dejado entrever que dar curso a los eurobonos o ‘coronabonos’ no sería algo tan diabólico. Esta emisión de deuda conjunta de la zona euro a la que siempre se ha negado Berlín (como Países Bajos, Austria, Dinamarca Finlandia o Suecia) y que permitiría una financiación más asequible a socios como Italia o España. Cambio posible de ‘chip’: solidaridad entendida en beneficio propio.

Banco Europeo de Inversiones (BEI)

40.000 millones

El BEI, con las pymes en el centro del foco, tiene previsto canalizar hasta 40.000 millones de euros, también «rápidamente». El aval de la institución es el propio presupuesto de la Unión Europea. Y el montante planteado «como una primera respuesta» incluiría desde garantías a bancos (en torno a 20.000 millones), líneas de financiación directa de 10.000 millones y compras de bonos por un importe similar.

OTRAS CIFRAS:

12%
del PIB suponen las iniciativas adoptadas en Francia. En Italia (hasta 350.000 millones), sería el 20%, igual que en España (200.000 millones).
500.000
millones de euros avalará Alemania en créditos a sus empresas a través del Bundesbank.

Banco Central Europeo

Más de 1 billón de euros

Con nocturnidad, el BCE anunciaba el jueves un nuevo programa de compra de deuda, tanto pública como privada, de 750.000 millones. Los suma al anunciado una semana antes de 120.000 millones y al que se encuentra activo desde finales del pasado año (20.000 millones mensuales). A ello habría que añadir las reinversiones de bonos previos que están en fase de vencimiento. Su Programa de Compra de Emergencia por Pandemia (PEPP) es de máxima flexibilidad (cuantías, países, periodos, y no deja fuera si quiera a Grecia). El BCE además se ha comprometido a relajar los límites autoimpuestos (entre otros el de no asumir más del 33% de deuda que genere un país). «Estamos preparados para aumentar el tamaño de nuestros programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario. Exploraremos todas las opciones», asegura su presidenta, Christine Lagarde.

Fondo Monetario Internacional

Cerca de 900.000 millones

El FMI tampoco se quedará a medias. Tiene un billón de dólares (896.632 millones de euros) disponible que transformará en facilidades de préstamo para acudir en apoyo de los países y «evitar quiebras en cascada y despidos masivos», ha garantizado su directora gerente, Kristalina Georgieva. Una caja de herramientas «flexible y de rápido desembolso para ayudar a los países con urgentes necesidades de balanza de pagos», subraya la búlgara. El Banco Mundial, institución hermana del FMI, también ha firmado otros 11.000 millones.

Reserva Federal de EE UU

Otro billón de euros

El banco central de Estados Unidos, días antes de que el BEC sacase su artillería pesada contra el Covid-19, optó por bajar aún más los tipos de interés hasta dejarlos en cero y anunció una compra masiva de deuda por valor de 700.000 millones de dólares (en torno a 630.000 millones de euros). Esto unido a otras medidas, elevan el esfuerzo a más de un billón.

Banco de Inglaterra

220.000 millones

200.000 millones de libras (220.000 millones de euros) en la compra de deuda, el equivalente al 9% del PIB, es el compromiso adquirido por la institución británica. No se había movido en esa dirección desde 2016. También ha reducido la tasa de interés de referencia al 0,1% en la que era su segunda reacción de emergencia en una semana.

Banco de Japón

780.000 millones

El pasado lunes, coincidiendo con la reunión de los líderes de las siete potencias económicas del planeta, el Banco Central de Japón (Boj) anunció que activa un paquete de medidas de estímulo que comprenden incrementar en 80 billones de yenes (674.044 millones de euros) la adquisición de bonos soberanos y duplicar la compra de fondos de inversión cotizados, hasta los 104.000 millones de euros.

Estados Unidos

Cheques de 1.000 dólares

Donald Trump, que ha invocado una ley de los años cincuenta del siglo pasado para poder así obligar a las industrias a producir suministros necesarios para el país (como los sanitarios), ha lanzado un programa de un billón de dólares que incluye el envío de cheques por valor de 1.000 dólares a los ciudadanos «en situación más vulnerable».

Italia

Hasta 350.000 millones

El Gobierno del país europeo más golpeado por el coronavirus anunció esta semana que activa 25.000 millones de euros para combatir el impacto de la pandemia, pero que movilizará si es necesario recursos que podrían rebasar los 350.000 millones de euros, lo que supone el 20% del PIB.

Francia

300.000 millones

En Francia ya hay 300.000 millones de euros encima de la mesa (12% del PIB). Asume pago de créditos de empresas, suspende pago de impuestos y cotizaciones sociales así como facturas (agua, luz, gas) y alquileres.

Leave a Reply