Paterna presta ayuda a domicilio a un centenar de vecinos en solo dos días

DATA. Cerca de un centenar de vecinos de Paterna han hecho uso de la ayuda domiciliaria que el Ayuntamiento puso en marcha hace dos días y que va desde realizar la compra, ir a por medicamentos, tirar la basura, visitar el hospital o pasear a las mascotas.

En dos días, se han realizado 3.184 llamadas de los ciudadanos del municipio pertenecientes a colectivos vulnerables y de riesgo para saber cómo están y ponerse a su disposición para todo aquello que necesiten durante esta situación de Estado de Alarma.

Para ello, el Consistorio ha triplicado los recursos humanos destinados a realizar estas consultas telefónicas para prestar el servicio municipal de atención a domicilio, tarea a las que se han incorporado concejales y miembros del equipo de Gobierno, para comprobar que este colectivo de población más vulnerable tiene todas las necesidades esenciales cubiertas.

También se ha puesto a su disposición diferentes números de teléfono para que, en caso de necesitar algún tipo de ayuda, puedan ponerse en contacto con el Consistorio fácilmente.

De igual manera, se ha aprovechado esta iniciativa para informarles de que, en caso de aceptar el servicio, en la primera visita, los trabajadores municipales acudirán al domicilio del interesado acompañados de un agente de la Policía Local para que los usuarios sepan que se trata de una persona autorizada y evitar así que abran la puerta a desconocidos.

‘Teléfono amigo’ en Torrent

Por su parte, la capital de l’Horta Sud, Torrent, puso en marcha ayer una iniciativa similar bajo el nombre de ‘Teléfono amigo’, destinado a todas las personas que viven solas y, sobre todo, a los mayores con necesidades de atención y para conversar, ya que durante estos días no pueden salir a sus centros sociales y tampoco recibir visitas.

El servicio permanece activo de manera ininterrumpida de lunes a domingo desde las 8:30 a 20 horas y no sustituye a otros que puedan ofrecer profesionales de la salud o el de información municipal.

En Moncada, una línea telefónica atiende a los vecinos mayores de 60 años que viven solos con necesidades urgentes que no pueden resolver de manera autónoma. Estas llamadas se atienden desde el departamento de Servicios Sociales que gestiona cuestiones como hacer la compra de alimentos, medicamentos, sacar la basura o pasear a las mascotas.

El Ayuntamiento de Albal también se ha sumado a este tipo de iniciativas para atender a las personas mayores y a aquellas con movilidad reducida que no disponen de la ayuda de familiares cercanos.

Leave a Reply