Los reclusos, a los funcionarios de Prisiones por el coronavirus: “Cuídense, los necesitamos”

Exterior de la cárcel de Soto del Real, el pasado viernes.Exterior de la cárcel de Soto del Real, el pasado viernes.Ricardo Rubio / Europa Press (Europa Press)

El doble encierro que soportan los presos ―por sus condenas y por las medidas de aislamiento impuestas para frenar la expansión del coronavirus― está desembocando en momentos de tensión, pero también en muestras de apoyo entre rejas similares a la que los ciudadanos en libertad ofrecen con sus aplausos a diario a los equipos sanitarios. Una de ellas ha tenido como escenario la cárcel de Madrid VI, en la localidad de Aranjuez, la primera en la que se diagnosticó un positivo por la enfermedad, una trabajadora penitenciaria. Los 90 presos del módulo 2 de esta prisión han dirigido a la directora una breve carta manuscrita en la que, tras reconocer “estos momentos tan duros que está pasando la población”, le muestran su agradecimiento por “la ayuda y profesionalidad” que están mostrando los funcionarios de la cárcel “para paliar en lo posible la gravedad del momento en el que vivimos”. La misiva se despide con una petición a los trabajadores penitenciarios: “Cuídense, no se contagien, los necesitamos. Nuestro aplauso va por ustedes. Gracias”.

No ha sido la única muestra de apoyo a la labor de los funcionarios de prisiones por parte de los internos a los que custodian. En otra prisión madrileña, la de Alcalá de Henares, la noche del viernes un numeroso grupo de reclusos comenzó a aplaudir a los trabajadores penitenciarios tanto de vigilancia como de los servicios sanitarios. Los que estaban de guardia salieron al centro de uno de los patios en agradecimiento por la ovación y, según detallan fuentes del centro, “algunos se retiraron llorando por la emoción”. Fuentes penitenciarias insisten en que, si bien es cierto que se producen momentos de tensión y altercados, en parte por la escasez de droga que ha provocado en las prisiones las medidas de aislamiento, “son mayoría los reclusos que viven con la misma preocupación que el resto de ciudadanos la situación que vive España”.

La enfermedad ya ha golpeado a funcionarios de prisión y reclusos. Según los último datos de Interior, se ha detectado 24 positivos por coronavirus (22 funcionarios y dos presos) y otros 251 (166 trabajadores y 85 internos) permanecen en observación médica o cuarentena. Por ello, algunos funcionaros de prisiones se han presentado voluntarios para doblar turnos si continúan aumentando las bajas por enfermedad o cuarentena. “La cosa está fea y más que parece que se va a poner y, además, para largo. Puede contar con nosotros”, fue el mensaje que se recibió recientemente en la sede de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, en Madrid, firmado por seis trabajadores de la cárcel de Teixeiro (A Coruña).

En otro remitido desde la prisión de Aranjuez, otro funcionario insistía en la necesidad de “comportarnos como un cuerpo responsable de un servicio esencial para la seguridad de la sociedad y del país….y dar el máximo para demostrar que somos unos servidores públicos de los pies a la cabeza”. Todo ello cuando aún permanece enquistado el conflicto laboral que, desde que gobernaba el PP, los funcionarios de prisiones mantienen con el Ministerio del Interior por cuestiones laborales y para que se les reconozcan como agentes de la autoridad.

El pasado martes, el ministro Fernando Grande-Marlaska dirigió sendas cartas a los funcionarios de prisiones y a los reclusos con motivo de las severas restricciones impuestas en los centros penitenciarios para contener la expansión del coronavirus. En las dos cartas, Grande-Marlaska agradecía a ambos colectivos, considerados como colectivos de riesgo por las autoridades sanitarias, los esfuerzos que habían hecho para adaptarse a “una situación excepcional”. A los presos, en concreto, les agradecía el comportamiento “ejemplar” que están teniendo después de que se hubieran suspendido las visitas de sus familiares y amigos, y los permisos, “salvo contadas excepciones”, en referencia a algunos amagos de plantes registrados en alguna cárcel. “Trabajamos para que esta enfermedad no afecte a los centros penitenciarios, para reducir el riesgo de contagios”, explica el ministro.

Información sobre el coronavirus

Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply