La salud es lo primero

La crisis del coronavirus está afectando a todo tipo de eventos deportivos a nivel mundial. Los deportes de motor también están sufriendo estas consecuencias con la cancelación de sus primeros eventos de la temporada bajo una misma premisa: la salud es lo primero. Todas las competiciones están cambiando constantemente sus calendarios durante estos últimos días y la incertidumbre impera. Todo avanzará según lo haga esta crisis, una situación que como en cualquier empresa está generando unas pérdidas enormes. Desde el turismo de las ciudades organizadoras de carreras, pasando por los millonarios acuerdos y patrocinios, hasta incluso los sueldos de los trabajadores, y es que la mayoría de miembros que componen los mundiales de Fórmula 1 y MotoGP son autónomos.

Como en estas líneas no podemos analizar la situación de todos los campeonatos del mundo del motor, vamos a centrarnos en los dos mencionados anteriormente, los que más aficionados mueven por todo el mundo en sus respectivas disciplinas. La situación es histórica. Si hablamos de la Fórmula 1, la organización anunció recientemente que quedaban suspendidas las rondas de Australia, Bahrein, Vietnam y China, también se aplazan Holanda y España y, además, la carrera de Mónaco, queda oficialmente cancelada, por lo que las calles de esta ciudad no escucharán los motores de los monoplazas por primera vez desde 1954. La Fórmula 1 busca ahora ajustar un calendario a 17 o 18 carreras de las 22 previstas inicialmente. Australia parece que será la siguiente en caer, y aún habrá más. Los Grandes Premios no ha sido lo único pospuesto en la Fórmula 1, también la nueva normativa que iba a entrar en vigencia el año que viene llegará finalmente en 2022 ante los problemas de investigación, desarrollo e inversión que suponían estos cambios con los tiempos que vivimos.

MotoGP vive un momento similar. El campeonato del mundo de motociclismo sí que comenzó en Qatar con las categorías de Moto2 y Moto3 -que ya estaban en Losail tras hacer los test-, pero no con la de MotoGP por las restricciones de desplazamientos a España, Italia y Japón. El calendario, como el de la F1, está en un constante cambio. La primera carrera se correrá en Jerez según la última actualización, el 3 de mayo como estaba previsto, aunque cada vez se ve menos posible. Los GP’s de Argentina y Las Américas han sido pospuestos a final de temporada y sigue manteniéndose Valencia como la última carrera, pero el 29 de noviembre. De momento, lo único que podemos hacer es esperar a que todo esto acabe. Mientras tanto, equipos como Mercedes, Red Bull, McLaren o Williams, y pilotos como Valentino Rossi, están ayudando con importantes donaciones en la lucha contra el virus.

Leave a Reply