El serio compromiso de la prensa

El ‘shock’ ante la crisis del coronavirus y sus consecuencias nos ha cogido a todos fuera de juego. La cancelación del Salón de Ginebra -3 de marzo- nos advertía ya de que el asunto podía ser más serio de lo que hasta entonces nos habían contado las autoridades, y así ha sido. La propagación del virus en España, incontrolado en los primeros días por intereses políticos, nos ha llevado a una situación de ‘cierre total’ en la que no vale la pena producir coches ni abrir la persiana de los concesionarios -tampoco, por decreto, se podrían abrir- porque no hay demanda.

La otra cara de la moneda la tenemos los medios de comunicación. Jornadas maratonianas por parte de los compañeros de redacción, la necesidad de información de los que están en casa y la certeza de que, cuando hay que informarse, el público confía en los medios ‘de siempre’, nos han llevado a récords inimaginables. No sólo somos el regional de más lectura en España, sino que la audiencia digital se cuenta por millones de usuarios únicos. Los motivos son claros: ante las noticias falsas, la credibilidad de la prensa tradicional en los momentos críticos tiene un valor insuperable.

En cambio la publicidad se ha cancelado casi por completo. Verán esta semana este suplemento sin ningún anuncio, pero seguimos saliendo porque nuestro deber es trabajar e informar, cada uno en su apartado. Los compañeros de salud, actualidad, economía o deportes en sus diferentes campos y, nosotros, en el del motor, combinando tanto las noticias económicas, que pocas veces nos resultan atractivas pero hoy son necesarias, con las de novedades que van llegando al mercado junto con las pruebas ya realizadas y guardadas en eso que la prensa llamamos ‘nevera’ y que les ayudarán a elegir su futuro coche.

Tras el primer impacto, el sector está activando sus ventas y consultas on-line y los servicios mínimos de los talleres, que siguen prestando atención a los que están utilizando sus coches por motivos laborales y necesitan cualquier reparación. Por su parte las marcas continúan con sus lanzamientos, con conferencias de prensa virtuales, el envío de comunicados y una actividad reducida pero necesaria, noticias de las que damos cumplida cuenta en este suplemento.

Visto que la vida comercial, en formato reducido, sigue activa, el escenario al completo y en especial el de la prensa, necesita que las empresas apoyen el gran esfuerzo que supone hacer un periódico veraz, riguroso y completo, un servicio social tan relevante que se mantiene ‘abierto’ como los supermercados y las farmacias, pero que necesita del apoyo comercial para seguir existiendo. Es en estos tiempos cuando se pone en valor, sin necesidad de pedirlo, la prensa de calidad. Desmentir bulos, analizar lo que sucede, informar con rigor, convertirse en un servicio, no público, no ser otra cosa sino ese cuarto poder, la voz del pueblo la tribuna desde la que el ciudadano conoce, vigila y puede opinar sobre lo que sucede en todos los ámbitos: local, nacional e internacional es más.

Informaciones sobre el propio virus y su evolución constante, pero también como actuar y protegerse, qué hacer si convivimos con grupos de riesgo, como comportarnos o protegernos si aún estamos trabajando. La resolución de dudas y bulos de lo más dispar, como la cobertura del seguro del coche en estado de alarma, lo que permite o no un real decreto o incluso si podemos hacer ejercicio en las escaleras del vecindario -no podemos, por cierto-; lo que ocurre en balcones y vecindarios, la difusión de videos e imágenes veraces y contrastadas y, también, las derivadas sociales, políticas y económicas de esta crisis. En resumen, credibilidad, rigor y máxima difusión se dan cita estos días en nuestras páginas y en los soportes digitales de la prensa en general y de LAS PROVINCIAS en particular.

Por eso nuestra intención es seguir informando, y esperamos que las empresas, sea por el compromiso social o por la oportunidad comercial de una audiencia magnífica, sepan entenderlo, volviendo con sus anuncios a estas páginas. El objetivo hoy es superar esta crisis, ya hablaremos más adelante del escenario que nos deja en el futuro.

Leave a Reply