El mundo del motor paraliza casi al completo su actividad en Valencia

motor. El decreto del Estado de Alarma ha llevado a los concesionarios de automóviles valencianos a cerrar sus puertas. Lo han hecho en su totalidad en el caso de las exposiciones, mientras en los talleres algunas empresas mantienen unos ‘servicios mínimos’. No hay que olvidar que muchas flotas siguen activas, como las de reparto alimentario, asistencia sanitaria, policías o servicios, que pueden necesitar asistencia técnica estos días.

Al cierre de los concesionarios se ha sumado el de empresas de mecánica rápida y muchos talleres. En algunos casos los trabajos pendientes se han realizado a puerta cerrada, debido a la necesidad de muchos de contar con su vehículo, pero una vez terminados los trabajos que podían realizarse, la mayoría ha cerrado sus puertas y no admite nuevos clientes. La falta de suministros y piezas de recambio también ha llevado a esta decisión, aunque otros negocios siguen en marcha, por lo que es bueno consultar cada caso.

Por último, las ITV también han cerrado sus puertas, por lo que se extiende el periodo de vigencia hasta que cese el Estado de Alarma gubernamental.

Leave a Reply