De ruta por el corazón de la Serranía

Realizar una escapada de fin de semana y alejarse del ritmo frenético de la ciudad, aunque sea durante una jornada, es una actividad con más adeptos en nuestros días. Si a estas ganas de desconectar, le sumamos tener a nuestra disposición el último lanzamiento de Nissan, el completamente nuevo Juke, el plan se vuelve todavía más apetecible.

En esta ocasión ponemos rumbo al bonito municipio valenciano de Chelva, situado en la comarca de Los Serranos, a menos de una hora de la capital del Turia. Sentado a los mandos del nuevo Juke, lo primero que llama la atención es el gran salto en calidad de acabados y materiales respecto a su antecesor, que lo sitúan como uno de los mejores de su segmento en este apartado.

El diseño interior es ahora más moderno y tecnológico y cuenta con detalles como los altavoces Bose integrados en los reposacabezas de los asientos de corte deportivo o los revestimientos en alcántara o cuero disponibles para el salpicadero. Además, en el apartado tecnológico está a la última en conectividad y en sistemas de ayuda a la conducción.

Un motor equilibrado y eficaz

Nuestra unidad con acabado N-Design, monta un motor 1.0 Turbo, un tres cilindros turbo que rinde 117 CV y que, unido a la caja automática de doble embrague, hacen un conjunto muy equilibrado y eficaz. De los diferentes niveles de acabados, el N-Design se sitúa como la opción tope de gama y cuenta con un equipamiento al que no le falta el más mínimo detalle.

Dejamos atrás el centro de la ciudad de Valencia por la Pista de Ademuz -CV-35- en dirección a Lliria, donde algo más adelante termina la autovía y empieza la carretera de la Serranía. El trayecto es de unos 70 kilómetros sin tener que estar pendientes de ningún desvío durante el viaje.

Las primeras sensaciones que trasmite el Juke es que el motor mueve con soltura este SUV, y en ningún momento se echa en falta más potencia. El aumento de tamaño respecto a la generación anterior, sobre todo los más de 10 centímetros que ha crecido en la distancia entre ejes, hacen que trasmita una sensación de seguridad destacable.

Mucho más espacio interior

Este aumento de medidas también beneficia a la sensación de amplitud interior, y otro de los apartados que ha mejorado es la capacidad del maletero, que cuenta ahora con 422 litros de carga.

Otro de los factores que más sorprende es el buen aislamiento del habitáculo tanto del ruido exterior como del propio motor, creando un ambiente muy silencioso incluso cuando circulamos a alta velocidad por carretera. La dirección es bastante precisa y lo que consigue que el coche se muestre ágil e incluso tenga un cierto tacto deportivo.

Las curvas y la montaña se hacen con el paisaje cada vez más agreste hasta que llegamos a nuestro destino. Chelva es un municipio con poco más de mil habitantes y que está considerado uno de los pueblos más bonitos, no solo de la Comunidad Valenciana sino también de España, y desde luego no le faltan argumentos para ello.

La mejor manera de recorrer el centro histórico es hacerlo a pie. Para ello, podemos aparcar en La Plaza Mayor y aprovechar que la oficina de turismo allí mismo para programar la jornada turística. En la Plaza Mayor se encuentra la Iglesia barroca de los Ángeles y, partiendo desde este punto, se pueden visitar los cuatro barrios, el árabe de Benacacira, el judío del Azoque, el morisco y el cristiano, que conforman el casco antiguo del pueblo.

También en pistas

Acabado el paseo y de nuevo a bordo del Nissan Juke, realizamos una ruta por caminos que nos conduce hasta el Acueducto de Peña Cortada, monumento de la época romana. Esta ruta de unos veinte minutos nos lleva por caminos empedrados, con gravilla y con algunos desniveles de baja dificultad pero ideales para probar las aptitudes fuera del asfalto de este crossover.

En estos terrenos rotos se comporta con total fiabilidad y su altura al suelo, le permite circular a un ritmo normal sin tener que preocuparnos por los golpes en los bajos del vehículo. El nuevo Juke dispone de tres tipos de modos de conducción -eco, standard y sport- que varían la respuesta del motor y la gestión de las marchas del cambio automático. En esta ruta, es aconsejable optar por el modo sport para tener una mayor entrega de par a bajas vueltas y de esta forma ayudarnos a afrontar los desniveles y dificultades del terreno que nos vayamos encontrando.

Otro de los reclamos de Chelva que atrae a miles de visitantes es la ‘Ruta del Agua’ que discurre junto al cauce del río Tuéjar. Para realizarla debemos dejar el coche en un parking cercano y recorrerla a pie. Es recomendable compartir este paseo con toda la familia ya que no presenta una dificultad excesiva. La mejor manera que finalizar la visita a Chelva es degustando platos típicos en algunos de sus restaurantes, aunque si el tiempo lo permite, apostar por un pic-nic también es una buena idea.

Como conclusión, destacar la suavidad y buen rendimiento del nuevo Juke y su capacidad fuera del asfalto, que ayudan a disfrutar de lo realmente importante que es vivir la una ruta por la naturaleza sin preocuparnos de nada más. El consumo combinando autovía, ciudad y carreteras de montaña, se ha mantenido en 7,5 litros cada cien kilómetros, una cifra muy razonable.

Otro de los puntos fuertes que siempre han caracterizado y que va a continuar ofreciendo este crossover, es su buena relación calidad-precio. La horquilla de precios va desde los 19.900 euros de la versión Visia a los 24.550 del N-Design, descuentos y promociones aparte. Y es que es sabido que con buenos ingredientes se consiguen platos exquisitos y en este caso, tanto el lugar como el compañero de viaje, son ingredientes de alta cocina.

Leave a Reply