Supuestos organismos oficiales

Los creadores de bulos han encontrado una herramienta perversa en su pasión por el caos: usurpar la imagen de organismos oficiales para dar verosimilitud a sus mentiras. Ocurre a nivel global. En Indonesia, varios saboteadores utilizaron el logo de la OMS en Facebook para recomendar fumar y prevenir así el coronavirus. Además de los riesgos propios del tabaco la Organización Mundial advierte que puede agravar la enfermedad. En Canadá, otro post con sellos oficiales aconsejaba llamar a un número habitual para emergencias, en lugar del establecido para evitar colapsos en las líneas de atención. Y en España se han difundido supuestos comunicados de ministerios por WhatsApp. Uno de ellos, con la nomenclatura oficial del gabinete dirigido por Fernando Grande Marlaska, anunciaba el falso cierre total de Madrid, La Rioja y País Vasco por parte del Ejército. La mayoría de los bulos son fáciles de detectar bajo la cuarentena de la duda pero el mejor remedio antes de compartir reside en contrastar la información en medios de comunicación y páginas oficiales.

Leave a Reply