Nueve fallecidos más elevan a 33 el número total de muertos con coronavirus en la Comunitat

La Comunitat Valenciana ha registrado 184 nuevos casos de contagios de coronavirus, con lo que se eleva a 1.105 los positivos en la autonomía desde que empezó la crisis sanitaria. Asimismo, se han contabilizado nueve fallecimientos, lo que suma 33 víctimas mortales con coronavirus en el territorio, con datos de las 20.00 horas del jueves.

Así lo ha dado a conocer en rueda de prensa la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat, Ana Barceló, sobre las últimas cifras que deja la pandemia en la Comunitat Valenciana. Los fallecidos se han registrado uno en Castellón, 17 en Alicante y 15 en Valencia. Hay asimismo, 180 profesionales que han dado positivo en las pruebas.

De los 184 nuevos casos, 45 se han registrado en Castellón; 34 en Alicante y 105 en Valencia, con lo que suman 1.105 positivos en la Comunitat Valenciana, de los que 378 personas están ingresadas, de ellas 71 en la UCI.

De la cifra global, 104 positivos son personas de la Castellón, 372 de la de Alicante y 627 de Valencia, mientras que otros dos casos siguen sin estar asignados al no corresponder a la Comunitat Valenciana.

La mayoría de las personas ingresadas lo están en la provincia de Valencia, 191; 151 en Alicante y 36 en Castellón. De los que se encuentran en UCI, cuatro se encuentran en Castellón; 24 en Alicante y 43 en Valencia.

Las personas que han recibido el alta al estar curadas son 20, una más que ayer. De ellas, una ha sido en Castellón; siete en Alicante y 12 en Valencia.

Las pruebas que han dado negativo asciende a 5.532, se han registrado 28.600 llamadas al 900 300 555 y las entradas al autotest de la web de la Conselleria ascienden a 1.850.000.

En cuanto a las residencias, en la de Torrent, hay 64 positivos en residentes, hay cinco ingresados en la UCI y 35 trabajadores confirmados, mientras que en la de Alcoi, hay personas 72 con síntomas, 13 residentes ingresd y atendidos en hospitalización domiciliaria y 15 trabajadores en cuarentena.

Lo más duro de la crisis

España se preparaba este jueves para afrontar «los días más duros» de una epidemia de coronavirus todavía en expansión, incorporando miles de sanitarios al sistema, haciendo acopio de material de protección y adaptando hoteles para acoger pacientes.

Después de cinco días con el país en cuarentena, la cifra de contagios y fallecidos sigue en aumento. En sólo 24 horas, los decesos por esta enfermedad crecieron casi en un 30%, de 598 a 767, y los casos detectados en un 25%, de 13.716 a 17.147.

Con estas cifras divulgadas este jueves por el ministerio de Sanidad, España se sitúa muy cerca de Irán, el tercer país del mundo con más infectados detrás de China e Italia.

«Vienen los días más duros (…) Seguiremos viendo un incremento de casos, y esto será así mientras nos acerquemos al pico de la curva» de contagios, reconoció en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

De hecho, se prevé un salto importante en los próximos días, cuando las autoridades comiencen a hacer pruebas rápidas a todas las personas sospechosas que hasta ahora no eran posibles por la falta de tests de detección.

Dentro de las medidas para tratar de frenar la expansión del virus, se ordenó este jueves el cierre de todos los hoteles en el país, segundo destino turístico internacional, según dispuso el Boletín Oficial del Estado.

Ante la escalada de casos, el ministerio incorporó un contingente de miles de sanitarios entre estudiantes de medicina y enfermería de los últimos cursos, médicos que están cursando la especialización y enfermeros titulados que no obtuvieron plaza en la sanidad pública.

«Más de 30.000 profesionales están a disposición y se han ido incorporando paulatinamente al Sistema Nacional de Salud», dijo el ministro, que también contempla la recontratación de 14.000 médicos y enfermeros jubilados.

Leave a Reply