Los controles policiales sorprenden a los valencianos y provocan grandes atascos

Lo habían advertido el Gobierno y la policía: se acabó la manga ancha. Se acabó el período de adaptación al estado de alarma. Se acabaron las charlas y amonestaciones verbales, las órdenes ahora son pasar a las multas y no dudar en practicar detenciones si los infractores de la cuarentena son reincidentes. Toda persona que circule por la vía pública debe poder justificar sus movimientos y si estos se encuadran en los permitidos por el estado de alarma.

En este escenario, muchos conductores valencianos se están viendo atrapados durante la tarde de este viernes en importantes atascos debidos a los controles que está llevando la cabo la policía en Valencia.

Uno de los puntos calientes se ha situado desde las 13.00 horas proximadamente en la avenida de las Cortes Valencianas. Cientos de coches atrapados durante más de una hora. Muchos de ellos intentaban eludir el colapso dando la vuelta, circulando incluso por encima de las aceras.

La causa de las retenciones es un estricto control policial en la salida de la ciudad por la CV-30 desde la calle Camp del Turia.

Leave a Reply