Los controles policiales para evitar salidas a segundas residencias sorprenden a los valencianos y provocan grandes colapsos

Lo habían advertido el Gobierno y la policía: se acabó la manga ancha. Se acabó el período de adaptación al estado de alarma. Se acabaron las charlas y amonestaciones verbales, las órdenes ahora son pasar a las multas y no dudar en practicar detenciones si los infractores de la cuarentena son reincidentes. Toda persona que circule por la vía pública debe poder justificar sus movimientos y si estos se encuadran en los permitidos por el estado de alarma.

En este escenario, muchos conductores valencianos se están viendo atrapados durante la tarde de este viernes en importantes atascos debidos a los controles que está llevando la cabo la policía en Valencia.

Uno de los puntos calientes se ha situado desde las 13.00 horas proximadamente en la avenida de las Cortes Valencianas. Cientos de coches atrapados durante más de dos horas. Muchos de ellos intentan eludir el colapso dando la vuelta, circulando incluso por encima de las aceras.

La causa de las retenciones es un estricto control policial en la salida de la ciudad desde la calle Camp del Turia, justo en la rotonda. Dos furgonetas de la policía han cortado la vía, obligando a todos los vehículos a pasar por un estrecho pasillo donde se les requiere documentación.

El control está creando una larga cola de vehículos en la misma calle Camp del Turia, la rotonda, Avenida de las Cortes Valencianas y salida a la CV-35. Muchos de los conductores expresan su malestar haciendo sonar el claxon de su vehículo.

Las autoridades tratan de evitar que se reproduzcan en Valencia las imágenes vistas antes en Madrid y el País Vasco, donde miles de ciudadanos aprovechaban los días festivos para intentar llegar a sus segundas residencias, burlando la cuarentena y las restricciones a la circulación.

De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han advertido este viernes que se establecerán controles en las carreteras de salida de las grandes ciudades para evitar los desplazamientos a segundas residencias durante el fin de semana.

La Guardia Civil realiza desde este jueves 30.000 controles de carretera, una cifra que se reforzará durante este sábado y domingo, con el fin de vigilar el cumplimiento de las restricciones de circulación impuestas.

Desde la declaración del estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo, está limitada la libertad de circulación de las personas y no se puede transitar por las vías de uso público, excepto para las las actividades recogidas en el artículo 7 del RD 463/2020.

Crisis del coronavirus

Leave a Reply