El Gobierno ordena el cierre de todos los hoteles en menos de siete días

En un plazo máximo de siete días todos los alojamientos turísticos de España deberán estar cerrados al público. Esta decisión del Ministerio de Sanidad sin precedentes en la historia se publicó a última hora de la noche de ayer en el BOE y supone la «suspensión de apertura al público de todos los hoteles y alojamientos similares ubicados en cualquier parte del territorio nacional».

La razón a la que alude la orden ministerial es que la concentración de personas en alojamientos turísticos con espacios comunes «implica un incremento del riesgo de contagio», por lo que dada la restricción en la movilidad de las personas, «resulta necesario para garantizar la contención de la pandemia». El texto explica que el cierre se producirá en el momento en el que el establecimiento no tenga clientes.

La patronal del sector, Exceltur, considera «acertada» la decisión del cierre de los hoteles y alojamientos turísticos porque de esta forma se podrán acoger a los ERTE exprés. Sin embargo, José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo, explica a este periódico que falta «munición, detalles e inmediatez en la aplicación de las medidas, afinar el tiro».

Según los cálculos del ‘lobby’ turístico, en un escenario en el que la crisis se resuelva en 4 meses, las pérdidas del sector ascenderían a 40.000 millones de euros. Pero en una hipótesis peor, en la que el problema continúa hasta final de año, el impacto ascendería hasta los 62.000 millones. «El sector que más está sufriendo es el turístico, ya llevábamos pasándolo mal desde hace meses por China, pero no sentimos que haya habido una atención específica para esta industria», advierte Zoreda.

Además, alerta de que una vez que se solucione la crisis sanitaria, llegará la crisis de confianza de la población a los viajes: «No creemos que la recuperación vaya a ser en forma de V», explica. Por parte de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) también consideran «positiva» la medida del Gobierno en un momento de alerta sanitaria, pero no ofrecen estimaciones de impacto económico porque falta conocer cuánto durará la crisis y cuándo se recuperará la confianza de la demanda después.

Grandes cadenas hoteleras cerradas

A cierre de 2019 había en España 12.559 establecimientos hoteleros abiertos, con 550.476 habitaciones y 1,137 millones de plazas, atendidas por 162.420 empleados. El decreto del Gobierno se produce después de que cadenas de la talla de Meliá, con 350 hoteles en el mundo, anunciara la clausura de 59 de ellos, de los que 45 estaban en España, para contener la pandemia.

La decisión se acompañó de inicio de la negociación con los sindicatos para un ERTE. Lo mismo ocurrió con Iberostar, que ha cerrado 38 hoteles en España y una suspensión temporal de empleo para sus 34.000 empleados. La cadena RIU también comenzó a cerrar esta semana sus 100 establecimientos en el mundo.

Con esta orden, el sector hotelero se une al grupo de negocios que cierran por fuerza de causa mayor, como las tiendas, comercios y restaurantes, tras la declaración del estado de alarma. Así, podrán aplicar fácilmente un ERTE y podrán negociar aplazamientos en el pago de sus hipotecas.

Leave a Reply