Detienen a un condenado del caso Terra Mítica en un aeropuerto de Senegal

José Herrero, uno de los conocidos como factureros del caso Terra Mítica, ha sido detenido a su llegada a Senegal. El empresario fue condenado en su día por la Audiencia de Valencia a 11 años de prisión por su participación en la trama de facturas por servicios inexistentes en el parque temático. Herrero eludió su responsabilidad con la Justicia y se fugó.

Las autoridades españolas tramitaron a través de la Interpol una orden de detención internacional que dio resultado hace apenas unos días, tal y como ayer informaron ABC y Valenciaplaza. De inmediato, desde Valencia, personal del despacho Castillo Castrillón se desplazó al país africano para asistir al citado empresario. Ahora se encuentra en prisión provisional a la espera de que se materialice su traslado a España.

Senegal no tiene un convenio de extradición bilateral con España y, al parecer, tampoco forma parte de los tratados internacionales, lo que puede complicar la entrega a España por parte de las autoridades senegalesas. De hecho, en estos supuestos -la potestad final recae en el país donde se encuentra arrestado- se analiza si existe una correspondencia entre los delitos en ambos ordenamientos judiciales. Fuentes judiciales apuntan que los delitos fiscales plantean algunas diferencias entre países dependiendo, por ejemplo, de la cuota defraudada.

Herrero fue uno de los empresarios que durante el juicio admitió el fraude de las facturas falsas para desviar fondos procedentes del parque temático. Además, trató de implicar en este turbio asunto al entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. Así, junto a Antonio Moreno, comunicaron en su día a diputados del PSPV -que grabaron e hicieron pública la conversación- el supuesto cobro de comisiones ilegales por las obras en el complejo de Benidorm en el que podría estar involucrado Zaplana. Sólo dos directivos fueron condenados: Justo Valverde, director de contratación, y Antonio Rincón, el exdirector técnico de las instalaciones.

Zaplana fue el impulsor de este proyecto de ocio cuando estaba al frente de la Generalitat. Pero nunca fue investigado por estos hechos. Ahora, en cambio, es el supuesto cabecilla del caso Erial, con el cobro de comisiones por adjudicaciones del parque eólico y la privatización de las ITV.

Leave a Reply