Agricultores y ganaderos valencianos ceden tractores con cubas y atomizadores para desinfectar

La Unió de Llauradors i Ramaders se ha puesto en contacto con las diversas administraciones de la Comunitat Valenciana con objeto de poner a disposición de los ayuntamientos tractores, con sus cubas y atomizadores, para ayudar en las tareas de desinfección de los espacios públicos con motivo de la situación provocada por la crisis sanitaria del COVID-19.

Así, desde la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) ya han dado una respuesta positiva a La Unió y ultiman los criterios para llevar a cabo esta propuesta que trasladarán a los consistorios a través de una circular, ha indicado la asociación agraria en un comunicado.

La Unió desea así «poner los equipos de maquinaria de los agricultores que lo deseen y su trabajo con el fin de ayudar a frenar la propagación del virus en los espacios abiertos de municipios y ciudades«. Con los tractores y atomizadores »se quiere poner un granito de arena más en la propagación del virus, ya que el empleo de esta maquinaria puede resultar más eficiente que el tratamiento realizado con equipos individuales«.

Paralelamente a esta colaboración, los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana «siguen cumpliendo con su principal responsabilidad que no es otra que proporcionar alimentos sanos y de calidad a toda la sociedad, aunque surgen dudas y preocupaciones como es el caso de los propietarios de fincas y granjas que pueden desplazarse en un vehículo con sus trabajadores».

Nueve muertos más con coronavirus en la Comunitat Valenciana

Hay que señalar que una gran parte de los trabajadores son personas que o no disponen de vehículo propio o ni siquiera tienen carnet de conducir. Esta situación «impide desplazar a los trabajadores por parte de los mismos, al tener limitada de forma general la circulación de forma individual, así como la falta de alternativas de transporte público a los terrenos rústicos para el desplazamiento a las fincas y granjas, poniendo en riesgo la garantía del abastecimiento alimentario«.

Otro aspecto a destacar, según La Unió, «es que empiezan a surgir problemas en aquellos agricultores que orientaban fundamentalmente su producción al canal Horeca -hostelería, restauración y cafetería, comedores escolares- por la caída de la demanda de la restauración ante el cierre y paralización ante el coronavirus«.

La Unió ha señalado que, «ante esta situación, será necesario un seguimiento de la evolución de este mercado para solicitar a la UE medidas de regulación, promocionar estos productos para recuperar el consumo, buscar canales de comercialización alternativos y establecer ayudas«.

Asimismo, consideran que «sería conveniente realizar campañas de promoción para recuperar el consumo a través del hogar y no descartar ayudas de minimis para ayudar a estas explotaciones a superar el período hasta la apertura de sus canales de comercialización habituales».

Leave a Reply