Nuevo frenazo a la reforma del Palau de la Música

A perro flaco todo son pulgas, reza el dicho popular que bien podría aplicarse a la reforma del Palau de la Música, cerrado y sin actividad desde el pasado mes de julio y cuyas obras de rehabilitación, según la previsión inicial del Ayuntamiento, empezarían en el primer trimestre de 2021. Así sería «sin que ocurriera nada fuera de lo previsto», pero el calendario inicial se queda en buenas intenciones.

A la paralización del proceso de contratación, que fue una consecuencia derivada de la presentación del recursos del Colegio de Arquitectos de Valencia, hay que sumarle la demora que acarreará la declaración del estado de alarma. Ante esta situación, el Consistorio ha decidido paralizar toda la contratación pública. Un hecho que hunde aún más el plan para reformar el auditorio municipal, «inhabitable» según el informe de los bomberos que accedieron al edificio tras el derrumbe de parte del techo de la sala Joaquín Rodrigo en junio de 2019 –en noviembre de 2018 ya se había caído la cubierta de la Iturbi y abril de ese mismo año se había desprendido el trencadís de la fachada–.

Aplazar todos los procesos administrativos da la puntilla a un procedimiento, el de la recuperación del Palau de la Música, que ha tenido que lidiar con la falta de celeridad de los gestores públicos, que tardaron más de seis meses en dar el primer paso (la redacción del ‘Proyecto básico y de ejecución y dirección de obrar para la adecuación del Palau de la Música’) para la reforma del auditorio, que apenas tiene 32 años.

En diciembre las concejalas Glòria Tello y Luisa Notario anunciaron la redacción del ‘Proyecto básico y de ejecución y dirección de obrar para la adecuación del Palau de la Música’. Con un presupuesto de 400.000 euros, a este proceso debían sumarse las empresas interesadas y tendría que haber estado resuelto este mismo mes de marzo. Pero un recurso del Colegio de Arquitectos de Valencia, en plena licitación, logró suspender el procedimiento. Los profesionales valencianos exigían que no primara la oferta económica más baja. Es más, señalaron la necesidad de que se debía seguir un concurso de proyectos. Este hecho congeló el proceso, hasta que se resolvió el recurso y, el pasado día 10, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) desestimó la queja y la licitación del proyecto de reforma siguió adelante.

Pero ya no se va a cumplir el calendario. Se desconoce la fecha que maneja el Consistorio para que este primer paso se resuelva. En sus previsiones, era este mes. Después, la firma elegida iba a tener tres meses para redactar todo el plan. De ahí que, según la agenda que impusieron tanto Tello como Notario, hasta mediados de septiembre de 2020, no podía volver a iniciarse otro procedimiento, en este caso para realizar los trabajos, y que no iba a estar resuelto y adjudicado hasta «el primer trimestre del año 2021». La duración de estas obras era otra incógnita a la que no pudieron responder las concejalas, quienes aseveraron que «incluso podrían llevarse a cabo por fases».

Ante este escenario, las obras de rehabilitación del Palau de la Música de Valencia sufren otro frenazo que no sólo retrasará las tareas, también la apertura del espacio.

La presente legislatura se presenta letal para el auditorio. Sus responsables calculan que, al menos hasta la temporada de 2023, el auditorio no pueda volver a organizar conciertos y a poner en marcha su actividad. Hasta entonces, la programación del Palau se seguirá repartiéndose por espacios como Les Arts, el Almudín, el Principal o el Palacio de Congresos, una situación que incomoda a los abonados. La Orquesta de Valencia, como ha publicado LAS PROVINCIAS, tiene menos fieles que la de Bilbao, Galicia o la de Castilla y León.

El Teatro El Musical retrasa la elección del nuevo coordinador

El proceso para cubrir la coordinación artística del Teatre El Musical (TEM), el escenario de titularidad municipal del Cabanyal-Canyamelar, también se va a posponer.

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, la crisis sanitaria ha paralizado el procedimiento, dando prioridad a otros aspectos relacionados con el coronavirus. Es más, y aunque la concejalía de Acción Cultural tenía previsto resolver el trámite entre abril y mayo, todo se va a posponer. Desde este departamento confían en que no se alargue hasta después del verano, esperando que en junio o julio ya está finiquitado. Sin embargo, ahora es el momento de otras decisiones, como las ayudas a un sector, el de las artes escénicas, diezmado por el cierre de teatros y la imposibilidad de llevar a cabo las producciones realizadas.

El pasado 15 de febrero se cerró el plazo para presentar candidaturas. Sólo siete personas pugnaron en el procedimiento, en el que los funcionarios del ‘cap i casal’ se van a encargar de seleccionar la coordinación artística. Ese dato contrastaba con la cifra de solicitantes en la anterior convocatoria, que fue de 24. A tenor de los números, el procedimiento para acceder al timón TEM ha levantado menor interés entre los gestores culturales. Y eso que, de cara a esta nueva convocatoria, se modificó las bases, incluyendo un aumento salarial. El cargo tiene una retribución anual de 43.200 euros (en la anterior convocatoria era de 38.000) y una duración de tres años prorrogable uno más (frente a los tres años de la anterior).

Leave a Reply