Los hijos de padres divorciados se quedarán con el progenitor que esté sano

Nada escapa a la crisis del coronavirus. Tampoco el régimen de la custodia de los hijos en caso de parejas separadas o divorciadas. Los jueces de familia de Barcelona llegaron este jueves a un acuerdo para unificar criterios mientras siga declarado el estado de alarma como consecuencia de la pandemia del covid-19.

El criterio general establece que la custodia compartida queda en suspenso durante este periodo y los hijos menores deberán quedarse con quien estén conviviendo en estos momentos, es decir, con el progenitor al que le tocaba esta semana o quincena.

Acabado este turno, no habrá alternancia, como fijan buena partes de los regímenes de custodia compartida: ni por semanas ni fines de semana. Los niños seguirán donde estén. «En aras al más efectivo cumplimiento de los acuerdos de las autoridades sanitarias, que aconsejan reducir al máximo la movilidad de las personas, el sistema de responsabilidad parental deberá ser ejercido por el progenitor custodio (en supuestos de custodia exclusiva) o por el progenitor que ostenta la guarda en este momento (en supuestos de custodia compartida)», según la orden emitida este jueves por los magistrados del ámbito de la provincia Barcelona.

La pandemia se cobra ya víctimas jóvenes y sanas y crece un 25% diario en España

Los jueces señalan que si alguno de los progenitores presenta síntomas de contagio o ha resultado positivo en el test del coronavirus, «en interés de los hijos menores y para evitar su propagación», es preferible que la custodia la ostente el otro progenitor. Hay que entender que «concurre causa de fuerza mayor», por lo que se «suspenden provisionalmente», las medidas acordadas en el proceso judicial emprendido entre ambos progenitores para la custodia de los hijos. Eso sí, los magistrados recalcan que el decreto de declaración del estado de alarma «no legitima el incumplimiento de las resoluciones judiciales».

Para compensar que algunos progenitores se quedarán sin poder ver a sus hijos durante un tiempo, los jueces recomiendan que el padre o la madre que conviva con los hijos en este periodo debe «facilitar» el contacto de los niños con el otro progenitor por vía telemática (ya sea ‘skype’ o por el sistema de videollamada de ‘whatsapp’). «Siempre y cuando no se perturben las rutinas u horarios de descanso de los menores», advierten los jueces a los padres.

En principio, y dada la imprevisible duración de la pandemia, estos criterios se circunscriben al periodo temporal comprendido entre el 15 de marzo y el 28 de marzo -el de vigencia del estado de alarma decretado por el Gobierno central- salvo que circunstancias sobrevenidas o, en su caso, resoluciones posteriores del Consejo General del Poder Judicial, aconsejen una revisión. «Y sin perjuicio de su prórroga de mantenerse las actuales circunstancias», según señalan los jueces en una resolución remitida este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Situación excepcional

«Los progenitores deberán observar, en todo caso, las normas de la autoridades gubernativas y sanitarias a los efectos de evitar la propagación del coronavirus, procurando un ejercicio responsable de la potestad parental y alcanzando los mayores acuerdos posibles», recomiendan los jueces de familia de Barcelona, que insisten en que «nos encontramos ante una situación excepcional y, por el momento, por un espacio de tiempo que es limitado».

Leave a Reply