Jorge Peris: «La Albufera tiene fuerza artística, es un lugar ancestral con mucho carácter»

Jorge Peris (Alzira, 1969) prepara la exposición ‘Dark Man. A lomos del pájaro de fuego’ para el IVAM. Se inaugurará cuando la crisis del coronavirus lo permita. El escultor valenciano presentará una instalación que combina el espacio expositivo con sus diagonales, columnas y escaleras. El artista, que ha regresado al paisaje de su juventud, a Valencia, y concretamente a El Palmar vive en estos espacios un encuentro con la memoria de la Albufera. De estas cuestiones y de otras que acompañan a la actividad cultural. Este escultor que hace unos años defendía en LAS PROVINCIAS el diálogo en el arte y aseguraba que la creación es lo único que puede combatir la guerra, habla hoy de su regreso al espacio de su juventud, de la «fuerza artística de la Albufera» y de la necesidad de internacionalización de la cultura valenciana.

–¿Qué es el arte para Jorge Peris?

–No sé qué es, pero si lo supiera no lo diría, ni a ti ni a nadie. Sería mi secreto. Es un misterio.

–¿Cómo ve la situación del arte en la Comunitat Valenciana?

–En la Comunitat están mis raíces, pero hablar de arte valenciano resulta provinciano. Hay que pensar que esto es Europa, los artistas tienen que moverse.

–¿Qué cuenta al público con esta muestra? 

–Sigo mi proceso creativo como siempre, me pongo a los pies del espacio físico. Aquí me encuentro en la Valencia donde crecí, con la capital del tiempo en que apareció el IVAM y la ciudad adquirió una fuerza grande. Luego me fui a París y allí empezó una nueva vida. Hace nueve años volví a El Palmar y retomé el contacto con Valencia, con el IVAM.

–¿Qué sentimientos quiere transmitir al público con la muestra?

–Hay contacto con cosas de aquí que tienen que ver con otros tiempos.

«La ayuda a los artistas nunca es suficiente. Hay un esfuerzo por hacerlo lo mejor posible»

–¿Una sociedad necesita revisitar su pasado para entenderse?

–Olvidar el pasado no es nada bueno, aunque yo no voy contra nada que venga nuevo. Pero se nos están olvidando valores y cosas que no deberíamos olvidar. Y en el arte, hay que observar que no hay tanta diferencia entre las pinturas de las Cuevas de Altamira y Caravaggio.

–Ha regresado al paisaje de El Palmar, de la Albufera, ¿qué tienen estos parajes para que tantos artistas se hayan querido acercar?

–A mí la Albufera me interesa como un espacio para la concentración.

–¿La Albufera tiene gancho para impulsar la creatividad?

–Es un lugar ancestral, y es un lugar con fuerza artística, con mucho carácter.

–¿Cree que la Comunitat Valenciana ofrece suficiente apoyo a los artistas?

–Nunca es suficiente. Creo que son muy importantes y que necesitan ayuda. Hay un esfuerzo por hacerlo lo mejor posible,

–¿La cultura valenciana necesita saltar barreras locales?

–Debe abrirse más. Necesita proyección internacional sin que ello signifique tener que olvidar de dónde viene.

Leave a Reply